Blogia
imaginación de fuzzy

en el super

Con mi carrito, surcando los diferentes pasillos, entre colonias, y desodorantes.. me tropiezo con un maxi coxi.. y me encuentro con unos ojos preciosos, azules, y una sonrisa, dibujada en una hermosa cara blanquita.

Su sonrisa, me ha atrapado...envuelto en su abriguito color naranja, con un gorrito de lana del mismo color. No sé si era él, o ella, lo cierto es que me ha robado el corazon, me he quedado mirando su preciosa carita, y he cogido esa sonrisa que me ha regalado, guardandomela en mis sensaciones agradables.

 En ese instante, he visto la sencillez de una sonrisa, y la maravilla de la serenidad de sentirla.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Dani -

La sonrisa de un bebé es maravillosa y sincera.Luego al salir al mundo real nos encontramos con la hipocresía de las sonrisas forzadas y del horrible "encantado de conocerte" que en el 90% de las veces suena fatal.

Pero quedémonos con esa maravilla de sonrisa de los bebés que tienen un efecto terapéutico sobre todos nosotros.

dragonfly -

Que dulce!! transmite mucha calma ...

Un beso

Julio -

En todo esto me ha quedado una palabra: serenidad!
Qué profunda y bella palabra!
Besotes!

felizahora -

Hola, un bebé viene a sonreir (ciencia dixit) de manera espontánea una media de 400 veces al día; el adulto medio lo hace, de forma no profesional, una docena de veces

Tal parece que nos "adulteráramos" con el paso de los años. Un servidor no está por ese programa de vida
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres