Blogia
imaginación de fuzzy

la sirenita

Estos últimos días han sido lluviosos. Ayer por la tarde, la lluvia y el granizo me hicieron que me asomara a la terraza, tal era la fuerza con la que caían.
Pienso en la lluvia, en el renovarse, en el cambiar, en los días grises que dan paso al sol.
Pienso en las sirenas; si, en aquella sirena con sensibilidad para escribir, para la fotografía, para ser amiga, compañera, su voz cantarina, su ilusión, y el espíritu rebelde y aventurero que compagina con el cariño a lo más sencillo.
Es todo vida, todo inquietud, toda arcoiris: las sirenas,  distintas y complementarias.
Recomenzar cada día con ilusión, el darle a todo importancia relativa, disfrutar de lo bueno, minimizar lo malo, y pensar que todo pasa... y que todo, vale la pena.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

fuzzy -

Ideas: compartir.. las cosas entre dos, tienen otro color.
Julio: si, cada día intentar acercarnos al arcoiris.
feliz-ahora: reir.. buena terapia.
mamots: solo descanso unos días del blog. gracias.
dragongly: ya sabes, descanso bloguero.
Marta: si, vale la pena. Volveré en cuanto me reorganice.
Besos a todos, volveré.

Marta -

Todo vale la pena. Pero qué es de tí? Te has ido de vacaciones, y no nos lo has dicho? Se te echa de menos por estos lares.

dragonfly -

Pensar que todo pasa y que todo vale la pena :D

Me quedo con esa frase

Y como pregunta mamots ¿Dónde estás?

mamots -

donde estas?

feliz-ahora -

Ríete de todo porque nada importa (de un tal Sanchez Dragó)

Pero sí importa, sentir la vida importa y mucho

julio -

Y comenzar cada día con una página de nuestro libro de la vida en blanco, para poder escribir en él cosas nuevas, no emborronadas por el pasado.
Se trata de aplicar lo que dices muy bien en tu último párrafo.

Besos

ideas -

Es buscar las cosquillas a las madrugadas, los bostezos de las estrellas y el columpio en la luna menguante...
Es colorear el cuadro de la vida, poner purpurina en los ojos tristes, caldear con los ánimos la nostalgia que a veces nos inunda
Es contagiar nuestra sonrisa, nuestras ganas de comernos la vida, y ofrecer nuestro brazo cuando nos cuesta andar
Es buscar el jarabe de la ilusión en las repisas de nuestro día, reencontrar el sabor de las cosas y compartirlo.. porque la felicidad compartida y contagiada es más felicidad..

Eres un sol, hermanita
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres